La presente obra tiene como referencia a la imagen bíblica de la torre de Babel y se interviene con elementos digitales de videojuegos.

A través de esta relación se busca explorar la idea de la digitalización como un nuevo idioma cuya naturaleza va tomando los cimientos del lenguaje y va construyendo paralelamente una nueva forma de interpretar al mundo, en donde la imagen y el código sustituyen de manera más eficiente a las palabras.