Esta obra se compone de pequeños bastones rectangulares y busca visualizar el tiempo como una textura expandida, de carácter poroso al ser visto en su mínima expresión posible.