En mi obra investigo sobre las relaciones entre la imagen y el texto, la conexión simbiótica que las rige, sus dependencias, fronteras y distancias. Exploro la creación de imágenes a partir de textos y textos a partir de imágenes.

La técnica predominante es el dibujo con lápices de grafito sobre papel. Así mismo, uno de los insumos más importantes para mi práctica artística es la escritura misma, como la huella caligráfica que construye una imagen. Cabe hacer mención a la recurrente utilización de plantillas, stencils y normográfos como herramientas que me permiten indagar y revivir a través de la precisión, la rigidez y el calco premeditado la experiencia misma de aprendizaje de la escritura, de la educación estructurada, los límites y márgenes de los sistemas en los que aprendemos a operar desde los primeros años de vida hasta la adultez. La yuxtaposición, acumulación y la repetición son recursos visuales recurrentes.

Parte de mi trabajo se inspira también en referencias publicitarias, rubro en el que trabajé durante varios años y que me acercó a la palabra repetida como un ente capaz de influir en la vida cotidiana de forma subliminal.

Mi principal interés es encontrar nuevas relaciones entre objetos, elementos, imágenes y textos que puedan parecer inconexos e incompatibles, que estén siempre en contradicción y que revelen nuevas formas de entender la realidad. Buscar y crear espacios visuales en donde los polos opuestos puedan convivir y las incoherencias sean fértiles.